EL LLANTO DE LOS BEBES | LIMPIEZA E HIGIENE PERSONAL

viernes, 24 de marzo de 2017

EL LLANTO DE LOS BEBES




Muchos investigadores han estudiado el reconocimiento de las emociones que causa el llanto de los bebés; el movimiento de los ojos y la dinámica de las voces juegan un papel clave en el reconocimiento de esas razones que motivan el llanto de un bebé y por ello en Limpiezapersonal.com te vamos a comentar los principales aspectos a tener en cuenta para poder diferenciar un motivo de otro.


No es fácil saber por qué llora un recién nacido, especialmente para los padres primerizos y a pesar de que las razones principales son el hambre, el dolor, la ira y el miedo, los adultos no pueden reconocer fácilmente qué emoción es la causa de las lágrimas de un recién nacido. Siempre debemos considerar el llanto del bebé como algo positivo ya que es su mejor forma de expresar lo que sienten ya sea una emoción o una necesidad.





RECONOCER EL LLANTO DEL BEBÉ



Normalmente los observadores especializados han encontrado coincidencias cuando los bebés lloran porque tienen dolor, y lo identifican mediante la reacción afectiva intensa que presentan muy por encima del llanto por enojo, miedo o hambre, lo que quiere decir que el llanto por dolor es el más desgarrador y fuerte de todos; para los expertos, la fuerza del llanto por dolor tiene una explicación adaptativa, ya que ese llanto es la advertencia de una amenaza potencialmente grave para la salud o la supervivencia y por lo tanto se requiere que el cuidador del bebe lo identifique de forma ágil para responder con urgencia.

Normalmente cuando lloran de dolor, los bebés mantienen los ojos cerrados y los abren por cortos momentos con mirada distante mientras mantienen una visible tensión en la zona de los ojos y la frente fruncida.

Por otra parte cuando los bebés están enojados, normalmente mantienen sus ojos cerrados o entrecerrados mirando aparentemente sin dirección o sin fijar la mirada en ningún lugar; la boca la tienen abierta o semi abierta y la intensidad del llanto va aumentando gradualmente.


Cuando los bebés están llorando porque tienen miedo de algo, dejan los ojos permanecen abiertos casi todo el tiempo con una mirada penetrante mientras alguna veces lo acompañan de movimientos de la cabeza hacia atrás; acompañan también éste llanto con un aumento gradual de la intensidad, culminado por un grito explosivo.

COMPARTE ÉSTA NOTA POR WHATSAPP


¿POR QUÉ LLORA EL BEBÉ?


NOTA: Cuando los recién nacidos lloran y se quejan a veces durante horas y horas, se puede tratar de un cólico en sus abdomen, el cual es un problema que se presenta en el 25 por ciento de los bebés, cólicos que a su vez comienzan normalmente de las 2 a las 4 semanas, alcanzando su máximo a las 6 semanas (normalmente desaparecen a partir de los 4 meses).


El anterior llanto se ha podido establecer como un llanto o lloriqueo inexplicable por más de tres horas al día, al menos tres días a la semana durante tres semanas por lo menos, pero puede variar entre un bebé y otro, pero en este caso podemos estar hablando de gritos ensordecedores que parecen venir de la nada, pueden ocurrir en cualquier momento (especialmente por las noches son más notorios).
 Afortunadamente, hay trucos para calmar a los más irritables de los bebés y para pasar por esta etapa difícil.

No se altere si no sabe que hacer cuando tiene un bebé llorando y con todas las necesidades cubiertas (ha descansado, alimentado, tiene un pañal limpio) y sin embargo, todavía está llorando; eso se puede deber a que es normal para los bebés tener períodos de irritabilidad durante los primeros meses, lo cual quizás se deba a que tienen un sistema neurológico inmaduro, lo que los hace más sensibles a los ruidos, olores, incluso ciertas sensaciones.

“La mayoría de los recién nacidos lloran durante un promedio de tres horas al día, y alcanzan su máximo de llanto alrededor de las 6 semanas”.

La buena noticia: A los 3 meses, la mayoría de los bebés van disminuyendo su llanto hasta llegar a alrededor de una hora al día.
Sin embargo, algunos niños pueden superar el típico patrón de llorar mencionado anteriormente y llorar sin consuelo durante los primeros meses, o quejarse con frecuencia más allá de los 3 a 4 meses de edad… con lo que algunos investigadores parecen apuntar hacia que esos niños posiblemente están "en riesgo" de problemas de desarrollo. Sin embargo hay factores incluso hereditarios que pueden hacer que un bebé sea más “llorón” de lo normal.


RECOMENDACIONES PARA CALMAR A UN BEBÉ QUE ESTÁ LLORANDO



* Aunque no sepamos exactamente la razón, la tendencia inmediata es a tratar de calmar el llanto del bebé que está llorando, lo primero que hacemos es una pequeña revisión en sus partes, lo segundo es “pensar” o “hacer memoria” de que no tiene hambre (muchos recién nacidos no comen mucho en una sola sesión y pueden tener hambre de 1 a 2 horas después de haber comido); darle de comer en ese momento al bebé podría detener el llanto.

* Si no se ha calmado, trate de balancear a su bebé agitándolo suavemente como haciendo un giro mecánico y repetitivo (puede acompañarlo de un cato suave y con un todo sosegado)... y si es posible cante la misma canción una y otra vez.

* Si no tiene una canción en mente, también puede intentar reproducir un sonido a un volumen bajo.

* Otra opción es ofrecerle un chupete para chupar (normalmente la lactancia puede ayudar a los bebés a aliviar el estrés y dejar de llorar.

* Abrace y mantenga a su bebé cerca, tocar, agarrar y hablar suavemente con el bebé puede detener el llanto.

* También puede tratar de llevar al bebé con un cargador o colgado cerca de su cuerpo mientras hace alguna actividad que puede que lo distraiga mientras está cómodo cerca de usted.

* También puede caminar o llevar a su hijo a dar un paseo en un cochecito ya que algunas veces, un paseo fuera puede cambiar el estado de ánimo de un niño. 

* Cambiar la posición del bebé, por ejemplo sosteniendo al bebé suavemente sobre el vientre o tratar de sostenerlo con su vientre sobre el brazo.

* Mojar el bebé, muchas madres confían en los baños para calmar a sus bebés ya que el sonido del agua corriente y el calor en la piel pueden hacer maravillas para un bebé que llora; si tiene una tina grande o bañera, intente meterse con él ya que se ha comprobado que el contacto suave de piel a piel los suele calmar muy rápidamente.

* También pruebe dándole golpecitos con la mano en la parte inferior o en las nalgas mientras le mira la cara.

* Póngaselo en el pecho “de corazón a corazón” ya que en esa posición, el bebé se sentirá distraído, muy cerca de ti y en sintonía con el ritmo cardíaco, tal y como se encontraba alguna vez dentro del vientre.

* También tenga en cuenta que el tacto cálido de las manos puede confortar a los bebés muy rápido y para ello mantenga una buena temperatura en su casa y en un lugar cálido y silencioso puede desnudarle (excepto el pañal) y ponerlo en una superficie cómoda como la cama o el sofá, mientras frota suavemente sus piernas con la ayuda de un aceite para bebés o una loción hidratante mientras le hace pequeños masajes, para comprobar cómo se irá calmando paulatinamente.


Bien, así llegamos al final de nuestra breve nota sobre el llanto de los bebés, esperamos que haya sido de su agrado y esperamos que siga nuestra web en Facebook para ser el primero en enterarse de nuestras novedades.

Mucha suerte con el pequeñín!
Un saludo,
Limpiezapersonal.com


Instagram