LOS ERRORES MAS COMUNES AL TOMAR EL SOL | LIMPIEZA E HIGIENE PERSONAL

LOS ERRORES MAS COMUNES AL TOMAR EL SOL




Los rayos del sol hacen sentir bien ya sea a corto o a largo plazo, aunque excederse o no tomar precaución a la hora de tomar sol puede ser perjudicial tanto para la piel como para el organismo. 
El exceso de la exposición al sol hace que la piel envejezca más rápido, se arrugue, se reseque y salgan manchas de distintos colores y tamaños.
Con el tiempo, la luz ultravioleta del sol va deteriorando las fibras de la piel llamada elastina; cuando estas fibras se rompen por el continuo recibimiento de la luz del sol la piel comienza a estirarse o a perder la elasticidad habitual lo que hace que se vea una piel suelta; por eso a continuación, en Limpiezapersonal.com te vamos a hablar de:


LOS ERRORES MAS FRECUENTES A LA HORA DE IR A BRONCEARSE



Hidratación piel y cuerpo: es un error muy común que se comete ya sea por negligencia o falta de tiempo, esto puede generar un bronceado desigual. Hidratar siempre la piel antes y después de tomar el sol, pues la piel está recibiendo una luz directa y se puede irritar, es notable cuando la piel esta irritada porque se vuelve roja y no se puede tocar. 
Como en todo momento de la vida, tomar agua es saludable para el organismo. Cuando se toma el sol, por lo general el cuerpo pierde líquidos o se deshidrata, el continuo consumo de agua antes durante y después de exponerse al sol, evita que la piel se irrite o que aparezcan arrugas prematuras  


Aplicar solo una vez protector solar: muchas personas solo aplican una vez protección solar y lo consideran suficientes para todo un día de toma sol, pero la gran mayoría de estos protectores solares se van desvaneciendo cuando se suda o se sumergen al agua. La mejor manera de aplicar estos productos es; 30 minutos antes de exponerse al sol aplicar la crema protectora, luego aplicar cada 2 horas o después de tomar un baño o sudar. 


Partes sensibles que también se deben  cuidar: muchas veces olvidamos ciertas partes del cuerpo que son muy sensibles al exponerse al sol; como son los ojos y los labios. La exposición máxima al sol sin proteger estas partes puede causar algunas molestias o incluso algunas enfermedades cancerígenas. Los ojos son un órgano muy sensible, no solo basta con usar gafas para evitar los rayos del sol. Solo las gafas que tienen formula bloqueo UV tienen la mejor protección. Los labios por lo general son de piel muy delgada que se llegan a irritar por el exceso de sol o de frío. El labio inferior es uno de los sitios más comunes para que se produzca algún tipo de irritación. Usar protección o un bálsamo con nivel SPF 30 o más y aplicarlo continuamente para que la piel de los labios esté hidratación. También puede usar un sombrero de ala ancha para cubrir la cabeza y estas partes sensibles, es recomendable no usar sombreros que sean de malla porque estos por lo general hacen que la luz solar traspase hasta la piel.




Exfoliación: la exfoliación es la eliminación de las células muertas de la piel externa, lo que hace que la piel quede como nueva, sencilla y suave, es importante evitar estos tipos de exfoliaciones o tratamientos ya que estas células muertas hacen una tarea importante a la hora de tomar el sol como es proteger la piel.

Fecha caducidad cremas: Normalmente las cremas deben mantener un periodo de caducidad por 3 años, aunque estos tipos de cremas protectoras no traen estipulado la fecha de caducidad. Podrá verificar antes de su uso si el color, la contextura o el olor cambian, es mejor desecharlo.

Depilación láser o con cera: Después de pasar la piel por algún tipo de tratamiento, la piel quedara más sensible por los químicos que se usan. No solo bastara con evitar exponerse al sol, si por el contrario se encuentra en algún lugar con mucho sol deberá proteger su piel con alguna crema protectora y mantenerla hidratada ya que podrá irritarse y tener algún problema de piel.


Ropa: usar ropa muy ligera causara que la piel se irrite por partes. 
La ropa protectora de sol que se puede encontrar el mercado es mucho más fácil de usar que las cremas protectoras solares, no tiene que preocuparse de usar cada 2 horas protección. 

Sombrillas: es común ver y usar sombrillas cuando se está en la playa y el sol es excesivo, pero es un mito que éstas puedan genera algún tipo de protección para con la piel. Después de 3 horas bajo la sombrilla y sin usar protección solar podrá presentar algún tipo de irritación en la piel.


Cremas con “protección alta”: algunas cremas vienen con “Bloqueador solar” de 70-80-90-100 lo que dan a las personas una falsa esperanza de seguridad que puede estar mayor tiempo expuestas a la toma del sol, ya que bloquean los rayos UV pero no los protegen lo que quiere decir que se absorbe o se reflejan los UV. La gran mayoría de dermatólogos aconsejan usar una crema protectora mínima de 30 o una máxima de 50

Crema protectora que ha estado en la bolsa de la playa: el calor o el sol causan que los ingredientes de las cremas se descompongan o se vuelvan inactivos, dejando la piel en un riesgo.

Protectores en aerosol: aunque parezca fácil y rápido el uso de estos tipos de productos, no cumplen con la finalidad que se espera. Las grandes cadenas de cuidados de la piel sienten una preocupación por la inhalación que se puede efectuar a la hora de aplicar este producto, especialmente en los niños. La mejor manera de hacerlo es aplicarlo en las manos y luego esparcirlo en el cuerpo, aunque en la gran mayoría de casos no es posible aplicar de manera uniforme, entonces deberá aplicar 2 o 3 capas para obtener una mejor protección. 

Precaución con medicamentos prescriptos: a la hora de tomar el sol también se debe tener en cuenta si se está tomando algún tipo de medicación ya sea antibióticos, antinflamatorios anti fúngicos.

El horario: la intensidad de rayos UV que puede emitir la luz solar varía de acuerdo a las horas del día, algunas horas como entre las 10:00 am a 15:00 son más intensas y agresivas. Si se expone a los rayos del sol a estas horas en recomendable el uso continuo del bloqueador solar.



No protegerse porque el sol se ha ido: aunque el sol no aparezca, puede ocurrir algún tipo de quemadura en la piel, pues las nubes filtran los rayos UV, dependiendo del tipo y espesor de la nube. 

Uso de bronceadores aceleradores: es común ver en las mujeres el uso de aceites esenciales o aceites de coco para un rápido bronceado. Estos aceites se pueden usar, siempre con precaución de usar protector solar, pues acelerar el bronceado puede irritar en un alto grado la piel y cuando se está mudando de piel puede resultar un poco doloroso.

Por lo anterior, la recomendación más sencilla es la de elegir las horas del día en que los rayos solares estén un poco menos directos para reducir la incidencia directa de los mismos y proteger la pies.

Un saludo y hasta la próxima,
Limpiezapersonal.com

Instagram