Enter your keyword

sábado, 7 de abril de 2018

LA PERDIDA DEL CABELLO




La pérdida de cabello es muy común hoy en día, pero es más común en mujeres que en hombres. Al menos 1 de cada 3 mujeres sufren de pérdida de cabello o falta de volumen. Normalmente se pierde entre 100 cabellos diarios, pero puede ser que la pérdida de cabello llegue a ser una afección médica que necesitan mayor atención y algún tipo de tratamiento.

CAUSAS MÁS COMUNES DE LA CAÍDA DEL PELO


Stress físico: cualquier tipo de cirugía, un accidente de coche, enfermedades graves o hasta la gripe, puede causar la caída del cabello. Cuando existe una situación complicada suele afectarse el ciclo del cabello que tiene tres fases: crecimiento, descanso y eliminación y es ahí donde se elimina más cabello. Lo bueno es que el cabello empieza a crecer nuevamente cuando esta mala situación haya culminado.

Embarazo: el embarazo es un gran ejemplo de estrés físico por el gran cambio de hormonas que se produce en esta etapa. La gran mayoría de mujeres embarazadas pierden cabello después de dar a luz. Esto es algo que tiene solución, porque después de que dé a luz, el cabello volverá a nacer y a crecer.



Ovarios poli-quísticos: es un desequilibrio hormonal de las mujeres y ocurre cuando los ovarios o las glándulas suprarrenales produce más hormonas masculinas que femeninas. No solo afecta la caída del cabello o que el cabello se ponga más débil. También puede variar el peso, periodos menstruales irregulares y en la gran mayoría de casos “infertilidad”. Existen tratamientos médicos que ayudan a la mejora de estas causas. Algunos tratamientos incluyen dietas balanceadas, deporte y tomar algún medicamento.

Exceso de vitamina A: Tomar de más medicamentos o suplementos con vitamina A puede ser causa de la caída del cabello, pero esta causa es reversible al ser detectada y el cabello crecerá con normalidad.

Poca cantidad de proteína: si su cuerpo no obtiene suficiente proteína, la caída del cabello no será la única señal, también podrá afectar el crecimiento o uñas quebrantadas, piel seca, caída de pestañas. Para evitar estas causas, es recomendable obtener una dieta balanceada y rica en proteína con carne, pollo, pescado, huevos. Si es vegetariano deberá reemplazar estas proteínas con alimentos que le aporten vitalidad al cuerpo.

Herencia: si es posible que sus familiares mujeres antepasados se les caigan en el cabello, será propenso a heredar esa causa. Pero en el mercado existe centro especializado y productos básicos no solo para retener la caída del cabello sino, para avanzar el crecimiento. 

COMPARTE ÉSTA NOTA POR WHATSAPP

Hormonas femeninas: así como el embarazo o dar a luz suele ser causa de pérdida de cabello, las píldoras anticonceptivas pueden provocar la pérdida del cabello. Incluso en la menopausia muchas mujeres pierden gran cantidad de cabello. Lo ideal sería hablar con su médico para cambiar el metodo anticonceptivo.


Anemia: 1 de cada 10 mujeres entre los 20 y 50 años, sufren de anemia y es una de las mayores causas de pérdida de cabello, la razón es porque al cuerpo le hace falta hierro, para verificar esto, es indispensable un examen de sangre, para determinar el grado de anemia que se puede llegar a tener. No solo la pérdida de cabello es un síntoma de tener anemia, la fatiga, el cansancio, sueño excesivo mareos, piel pálida,  y dolor de cabeza son algunos síntomas de quienes padecen anemia. Con un suplemento de hierro se puede mejorar la pérdida de cabello.

Hipotiroidismo: se le da el nombre a la glándula tiroides pequeña “poco activa”, que se encuentra en el cuello. Esta glándula produce hormonas para el metabolismo del cuerpo y a su vez el crecimiento y desarrollo de las diferentes secciones del cuerpo. Cuando se produce pocas hormonas puede ser causa de la caída del cabello. Para verificar esto, un examen de sangre podrá ser de gran y por consiguiente deberá tomar algún medicamento que se recete para el mejoramiento de esta glándula. Cuando los niveles de la tiroides vuelvan a la normalidad, el cabello también volverá a su normalidad.
  
Perdida repentina de peso: es un gran trauma físico que no solo se verá reflejado en su cuerpo sino en su cabello. La pérdida de peso puede conllevar a la falta de nutrientes, vitaminas, minerales y proteínas y esto genera  la caída del cabello. La pérdida de peso junto con la caída de cabello puede ser un llamado del cuerpo ya de que no come bien o falta apetito por alguna enfermedad (anorexia o bulimia).

Tratamientos para el cabello: algunos tratamientos capilares son la causa de la caída del cabello  porque contienen químicos muy fuertes y puede cerrar el folículo del cuero cabelludo. Incluso el uso excesivo de extensiones, planchas alisadoras o pinzas debilitan el cabello. Evitar al máximo cualquier tipo de tratamiento químico para el cabello, y si usa con frecuencia químicos deberá hidratar su cabello hidratarlo. Evitar el secador y hacer un uso mejor del aire puro para el secado del cabello.


¿Porque es importante masajear el cuero cabelludo? 

Dar un masaje continuo a su cabello hará que aumente el flujo sanguíneo al cuero cabelludo y fortalecerá las raíces del cabello. La piel en movimiento y calentada durante el masaje, abre los vasos sanguíneos. Alimentar con nutrientes suficientes en acondicionadores ayudara al cabello a que el crecimiento sea más fuerte.



4 REMEDIOS CASEROS PARA PREVENIR LA CAÍDA DEL CABELLO


Masaje con aceites calientes: calentar un poco de aceite de coco o de almendras y aplicarlos en el cuero cabelludo dando un masaje con las yemas de los dedos dejándolo actuar por 15 minutos. Esto aumentara el flujo sanguíneo en los folículos capilares mejorando la fuerza de las raíces del cabello. 

Zumo de cebolla: debido a su alto contenido de azufre, ayuda a tratar la pérdida de cabello y mejorar la circulación de la sangre en los folículos. Partir una cebolla por la mitad y hervirla con un poco de agua, esta agua la podrá aplicar por todo su cabello haciendo un masaje y dejar actuar por 15 minutos. Podrá lavar su cabello como de costumbre y no quedara ningún olor. 

Aloe vera y aceite de oliva: el alore vera contiene nutrientes que promueven el crecimiento del cabello. Aplicar los cristales previamente mezclados con el aceite de oliva en la raíz del cabello dejándolo actuar por 15 minutos y luego lavar su cabello como de costumbre.

Té verde: hervir agua y agregar 2 bolsas de té verde. El agua deberá quedar de un color oscuro. Dejar enfriar el agua, retirar las bolsas de té y aplicar esta mezcla sobre el cuero cabelludo dando un masaje con las yemas de los dedos y  dejándola actuar por 20 minutos. Luego podrá lavar su cabello normalmente.

Y así, de esta manera llegamos al final de nuestra sencilla nota sobre la caída del cabello; esperamos que haya resultado agradable su lectura y que le sirva para comenzar a tratar éste molesto problema.

No dude en seguirnos en las redes sociales y compartir lo que le parezca interesante con sus amigos.
hasta la próxima!
Limpiezapersonal.com


Instagram